miércoles, 7 de noviembre de 2012

Los mas frecuentes


Intoxicaciones
Intoxicación alimentariaTodas requieren atención de urgencias. Se producen con artículos de aseo, medicamentos, insecticidas y otras sustancias.
Qué hacer
No induzca el vómito ni suministre líquidos y acuda a urgencias, si es causada con sustancias corrosivas, artículos de aseo o insecticidas. En el trayecto vigile las reacciones y comuníqueselas al médico.
Si es con medicamentos, provoque el vómito para impedir que el organismo siga absorbiéndolos. Lleve a urgencias una muestra de lo que ingirió. La producida por alimentos en mal estado se detecta por síntomas como fiebre, dolor abdominal, vómito y diarrea. Los niños deben llevarse a urgencias, los adultos también si el malestar se prolonga por más de 12 horas. En caso contrario, suministre suero oral y líquidos.
Heridas y hemorragias
Las más comunes son las cortaduras con cuchillos, vidrios y latas, e incrustación de objetos.
Qué hacer
Lave la herida a chorro con agua del grifo, de 3 a 5 minutos. Haga presión sobre ella con gasas u otro apósito durante varios minutos; no aplique ungüentos ni otras sustancias, y véndela. Si es profunda y sigue sangrando, necesita revisión médica y sutura.
No saque los objetos incrustados. Trate de hacerles un acolchamiento alrededor para que no se muevan ni provoquen más daños. Lleve al afectado al centro asistencial.
Evite los torniquetes. Presione la herida con un trapo limpio o toallas higiénicas. Si es en una extremidad, elévela por encima de la altura del corazón. Si se trata de una persona extraña, evite el contacto con sangre. No use plásticos (son porosos) sino guantes quirúrgicos o de cocina.
Traumas
Los más frecuentes son los golpes de cabeza. Son leves cuando no se pierde la conciencia, no hay vómito y el dolor se localiza en el sitio aporreado. Son graves cuando hay pérdida de conciencia, vómito persistente y sin náuseas, dolor de cabeza constante, amnesia de lo ocurrido y (aunque no necesariamente) heridas.Qué hacer
Los leves: valore el estado de conciencia del afectado con preguntas (cómo estás, qué estabas haciendo). Si está orientado, responde y no tiene heridas, aplique en el hematoma hielo envuelto en una toalla, durante 10 minutos. No suministre líquidos.
Si el paciente quiere dormir, permítaselo. Despiértelo cada hora y valore su evolución con más preguntas: cómo te sientes, qué te duele.
Los graves: requieren valoración médica. No suministre analgésicos ni líquidos. Golpes provocados por fuertes caídas conllevan riesgos para el cuello y la columna.
Aunque la persona esté consiente inmovilice cuello y extremidades afectados con férulas. Si no tiene, ponga alrededor del cuello cartones o toallas, sacos, revistas y periódicos enrollados.
Los bebés siempre deben llevarse al hospital.
Quemaduras
Ocurren por exposición al sol y con aceite y líquidos hirvientes. Las de primer grado son las más leves y producen enrojecimiento de la piel. Las de segundo grado se reconocen por las ampollas y las de tercer grado son profundas y queman los tejidos.
Qué hacer
Primer grado: bañe a la persona con agua a temperatura ambiente, aplique vaselina o crema humectante sobre las quemaduras y suministre analgésicos.
Segundo y tercer grados: retire anillos, pulseras, relojes y ropa que no esté pegada a la herida. Aplique agua pero no a chorro (arrastra tejidos).
Si la lección es por una descarga eléctrica, retire el cable que la produjo con un palo de escoba antes de tocar al paciente. Si está en la casa, baje los tacos. Si el quemado se desmaya, y no respira ni tiene pulso, reanímelo y traslade a urgencias”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada